Crece la inversión en viviendas de las localidades costeras del país.

Crece la inversión en viviendas de las localidades costeras del país.

Se ha registrado un aumento en la compra y venta de casas a la orilla de la playa, situación que ha incrementado sus precios de forma exponencial. Algunas de las zonas que presentan indicios claros de aumento son las Islas Baleares y Canarias, La Costa del Sol, El norte de Alicante y, por supuesto, el Maresme.

Cada día incrementa más el porcentaje de playas que registran incrementos de precios superiores al 10% (en cuanto a las viviendas aledañas) durante el último año. Dichas zonas, abarcan la región de Mallorca, Ibiza, Lanzarote, Fuerteventura y algunos municipios de Huelva, Alicante y Málaga.

La razón principal del aumento de precios se debe a la demanda extranjera, que en estos momentos, constituye el primer comprador de viviendas en las costas españolas.
El experto asegura que las zonas en donde más se evidencia el interés de los extranjeros por realizar la compra de viviendas son Costa del Sol, Costa Blanca y las islas aledañas. Sin embargo, Stucklin también afirma que hay indicadores que muestran que el nivel de construcción en algunas zonas ya no es sostenible.

Británicos, belgas y nórdicos: los principales inversores
Durante el 2017, la inversión internacional abarcó un 13,1% del total de viviendas vendidas en España, lo que se traduce en más de 61 mil casas frente a poco más de 53 mil que se vendieron durante el 2016, según el Colegio de Registradores. Además, es importante destacar que casi un tercio de todas las casas vendidas en Baleares y Canarias durante el 2017 cayó en manos foráneas.

Por su parte, Samuel Población, director de Residencial y Suelo de CBRE, afirma que los británicos, lo nórdicos y los belgas con los principales compradores de los inmuebles y, aunque en un principio se han enfocado en la compra de segunda mano, en los últimos meses se han interesado por la adquisición de obras nuevas.

El alquiler de vivienda es la táctica de los españoles.
La subida de precios no se debe únicamente a la compra extranjera de inmuebles. Si bien es cierto que la demanda nacional todavía no se ha recuperado por la precariedad de empleos y salarios, las adquisiciones con destino al alquiler sí han crecido.
Los españoles que toman esta alternativa lo hacen por la gran rentabilidad que supone. Actualmente, alquilar una vivienda en la playa ha pasado del 2,38%, en 2017, a un 2,45% durante el 2018. Para entender estas estadísticas, hay que tener en cuenta que la media de un alquiler ronda 642 euros semanales.

Además, el precio semanal de un arrendamiento de viviendas en primera línea de playa está entre 5% y 10% por encima durante el verano. En conclusión, sin lugar a dudas, la zona costera de España está teniendo un crecimiento económico bastante notable en los últimos 3 años. De continuar así, lo más probable es que la proyección para los próximos cinco años se traduzca en un incremento de la densidad poblacional.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación así como para tareas de análisis. Al continuar navegando, entendemos que acepta el uso de cookies

¿Qué son las cookies?

Una cookie es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerlo. El conjunto de cookies nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no.

Las cookies son esenciales para el funcionamiento de Internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándonos la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, si son activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores.

¿Que tipo de cookies utiliza esta página web?

Cookies propias: son aquellas que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el editor y desde el que se presta el servicio solicitado por el usuario.

Cookies de terceros: son aquellas que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio no gestionado por el editor sino por otra entidad que analiza los datos obtenidos.

Cookies persistentes: son un tipo de cookies en el que los datos siguen almacenados en el terminal y pueden ser accedidas y tratadas por el responsable de la cookie.

Cookies de analítica web: a través de la analítica web se obtiene información relativa al número de usuarios que acceden a la web, el número de páginas vistas, la frecuencia y repetición de las visitas, su duración, el navegador utilizado, el operador que presta el servicio, el idioma, el terminal que utiliza, o la ciudad en la que está asignada la dirección IP. Información que posibilita un mejor y más apropiado servicio por parte de esta web.

Aceptación del uso de cookies.

Asumimos que usted acepta el uso de cookies. Sin embargo, usted puede restringir, bloquear o borrar las cookies de esta web o cualquier otra página a partir de la configuración de su navegador.

A continuación le mostramos las páginas de ayuda de los navegadores principales: