El método KonMari

El método KonMari El método KonMari

Hace dos semanas, les explicamos en detalle qué era el Home Staging y las ventajas que ofrece este método en términos de tiempo y precio. Pero debe admitirse que si la puesta en escena de un objeto inmobiliario es fácil cuando se trata de un segundo hogar o para un inmueble nuevo donde nadie vive, las cosas se complican cuando el propietario lo ocupa permanentemente.

Es por eso que hoy nos gustaría informarle sobre el método llamado KonMari. Marie Kondo, su creadora, le ayuda a organizar su hogar, pero especialmente le ayuda a mantenerlo en orden de manera permanente.

¿Quién no se ha desesperado, después de haber arreglado completamente su hogar, para ver que en unas pocas semanas el caos había vuelto ? ¿Quién no empezó a reoganizar su hogar de forma repentina y lo dejó a medio camino?

Marie Kondo es una japonesa que desde joven ha sido una apasionada de la organización. Cuando era niña, pasaba su tiempo libre ordenando los armarios de toda la casa, escogiendo y tirando cosas que a veces no eran suyas, que no le causaban problemas.Nunca abandonó esa pasión y experimentó todas las formas de organizaciones domésticas, que sufrieron muchos fracasos, hasta la elaboración de su propio método. Hoy vive de su pasión y nos da su técnica en su libro "La magia del almacenamiento".

El primer paso para mantener su hogar en orden es deshacerse de lo que no es esencial. Todos tendemos a acumular objetos por todo tipo de razones, una de las cuales es que "siempre puede ser útil". Pero, ¿qué criterios que criterios debemos usar para seleccionar? Probablemente sea en esto que el método KonMari es el más original, porque se basa en los sentimientos que los objetos provocan a sus dueños. Si un objeto te inspira con alegría y felicidad, lo conservas. Si este no es el caso, es mejor deshacerse de él y dejarlo ir y dejar jugar su papel en manos de un nuevo propietario que realmente lo disfrute.

La organización de la clasificación es importante, ya que deshacerse de su propiedad no es un proceso sencillo. Por lo tanto, es necesario hacer las cosas en un cierto orden y comenzar con los objetos de los que es más fácil separarse, la ropa. Para darnos cuenta de cuánto tenemos, primero debemos reunir toda nuestra ropa en un lugar de la casa. Los separaremos por categorías y finalmente comenzaremos la clasificación. Cada prenda deberá tomarse en las manos y su dueño deberá preguntarse si le inspira felicidad, si el objeto le causa alegría. Es perfectamente aceptable que una camiseta deformada y fea sea una fuente de felicidad por la comodidad que tiene y que una blusa nueva que no le conviene deba ser despedida.

El proceso se aplicará a cada objeto en el siguiente orden:

1. Ropa
2. Libros
3. Papeles (esta categoría no se basa en el criterio de la alegría, sino en la necesidad)
4. Otros objetos
5. Posesiones con valor sentimental

Una vez que hayamos terminado de seleccionar lo que mantendremos, el segundo paso será organizar el arreglo. También en este caso, el método KonMari ofrece un enfoque original: a partir de la observación de que si los objetos se distribuyen de forma aleatoria a través de la casa, el riesgo de no encontrar nada és alto  y comprar muchas veces las mismas cosas, Marie Kondo se compromete a encontrar un lugar para cada tipo de objeto. Además, procederemos al almacenamiento vertical y no apilaremos para tener una visión inmediata de lo que tenemos disponible. Esto es particularmente efectivo para la ropa que se debe doblar de cierta manera para que pueda ser vista con facilidad.

Esta es pues, una buena propuesta para que el propietario que desea vender su casa la tenga en todo momento presentable para el caso de que se produzca una visita inesperada y, por otro lado, que su futuro traslado sea más fácil.

No dude en consultarnos, estamos a su disposición para asesorarlo en cada etapa de la venta de su propiedad